Críticas de espectáculos

Mariquita aparece ahogada en una cesta / Juan García Larrondo / Pepe Bablé / Albanta

Caricatura para una redención

Las apariciones marianas han tenido por objeto a los pastores, a los niños y a ciertas personas dotadas de una supuesta santidad. Para los creyentes, los milagros son un síntoma de la misericordia divina. Por el contrario, para los escépticos y ateos los sucesos extraordinarios inexplicables por el raciocinio, o son mera casualidad de la Naturaleza o lo que otros dicen ser milagros no alcanzan más allá de propaganda clerical.

 

El dramaturgo gaditano Juan García Larrondo ha escrito “Mariquita aparece ahogada en una cesta”, un texto que estaba esperando a ver la luz sobre un escenario desde hace una treintena de años. Ahora, ha sido la compañía Albanta, también gaditana, quien ha abordado su representación.

La obra que propone el autor narra la resurrección de Mariquita Vargas tras ser arrojada al mar en una cesta donde se ahoga; la vuelta a la vida por un tiempo determinado se lleva a cabo milagrosamente por la Virgen María quien le quiere dar a la ingenua mujer una segunda oportunidad para su redención.

Pero vamos a ver, ¿de qué se tiene que redimir una infeliz mujer que ha sido apaleada y violada por unos marineros, robada por su mejor amiga, engañada, olvidada y despreciada por su marido, ignorada por su hija, saqueada hasta tener que prostituirse en el muelle del puerto para malvivir? ¿De qué se tiene que redimir una mujer que se encuentra con su soledad en absoluta marginalidad?

Pero, en fin, el autor plantea un juego de ficción absolutamente increíble para dibujar a una Mariquita dentro de una sociedad piraña, impía y cruel. Es decir, Larrondo hace una crítica corrosiva no tanto a los poderes y a los poderosos de todo tipo –políticos, religiosos, económicos, entre otros–, sino a los más pobres y miserables que, como si fueran avispas de enjambres diferentes, se aguijonan entre sí.

Para librarse de toda responsabilidad insidiosa hacia los menos favorecidos, Larrondo desdibuja la crítica social por medio del humor cargado de comicidad absurda hasta la distorsión de los personajes y de las situaciones jugando con la ambigüedad.

Pepe Bablé ha dirigido la puesta en escena de “Mariquita aparece ahogada en una cesta” para la compañía Albanta aportando un juego escénico ágil y verosímil en cuanto que juega a jugar como mero entretenimiento no exento de cierta reflexión hacia la ternura y la compasión.

Sin duda, Bablé ha tirado del buen oficio que ostenta por su acreditada experiencia para mostrar el talento de un equipo artístico cohesionado y en estado de gracia. Susana Rosado en el papel de Mariquita Vargas hace un personaje intenso tanto por el dramatismo al que se somete y su presencia casi constante en el escenario como por el afecto que inspira en el espectador.

Charo Sabio interpreta a una Virgen María llena de ironía y de guasa gaditana dando el punto de escepticismo y de afable sentido del humor. Carmen Reiné es la amiga y entrometida falsa paralítica sobre silla de ruedas que usa como tapadera para desvalijar a su amiga Mariquita y vivir a costa de quien se le ponga por delante. Xiomara Sáez presenta con desparpajo y soltura a una inaudita y explosiva ganadora de un premio literario. José Luis Gámez es el marido chulo que no se arrepiente de tener engañada a Mariquita con un amor homosexual. Gay García interpreta a uno de los marineros inmigrante, Abdul, que se arrepiente de su comportamiento anterior y es quien verdaderamente “salva” a Mariquita. Sergio Torrecilla de “Policía” y Carolina Bablé de “Chari” complementan con verosimilitud sus respectivos personajes “comodín”.

En fin, Pepe Balé ha dirigido una puesta en escena inteligente en cuanto que ha conseguido superar un texto controvertido porque los planteamientos ambiguos de los personajes podrían caer en la parodia fácil. Pero Bablé ha templado el cómic disparatado con el humor que invita a sonreír, ha templado el esperpento con la gracia gaditana que lleva a la compasión, ha templado la posible blasfemia religiosa con la ética que supera la moral, ha templado el naturalismo romántico que apunta a la falsedad social con el juego teatral en estado puro, así sin más. Y es que Pepe Bablé ha realizado un extraordinario trabajo de dirección actoral.

“Mariquita aparece ahogada en una cesta”, Premio de Teatro Marqués de Bradomín, se puede leer –el teatro también se lee– para disfrutar con el ingenio del autor y la imaginación del lector. Como espectáculo escénico, lo que pudiera ser un localismo gaditano, la aportación de Bablé, lo hace trascender a un juego divertido que universaliza, por contraste, las apariencias con la realidad, las mentiras con la misericordia y la bondad.

Manuel Sesma Sanz

Espectáculo: Mariquita aparece ahogada en una cesta – Autor: Juan García Larrondo – Reparto: Susana Rosado, Charo Sabio, Carmen Reiné, Xiomara Sáez, José Luis Gámez, Jay García, Sergio Torrecilla y Carolina Bablé – Escenografía: Juan Sebastián Domínguez – Música original: Eduardo Bablé – Iluminación: Pepe Bablé y Luis Jiménez – Coordinación de vestuario y realización: Carolina Bablé – Dirección: Pepe Bablé – Compañía: Albanta – Producción: Procreartis – Teatro: Sala Central Lechera de Cádiz, 1 de octubre.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba