Escritorios y escenarios | Manuela Vera

MANUELA VERA GUERRERO (Bogot√° – Colombia), es especialista en teatro. Creaci√≥n y pedagog√≠a teatral. Historia del teatro y teor√≠a. Licenciada en Artes Esc√©nicas de la Universidad Pedag√≥gica Nacional de Colombia. Candidata a doctor en Historia y Teor√≠a del Teatro de la Universidad Complutense de Madrid.Miembro de la compa√Ī√≠a internacional de creaci√≥n, difusi√≥n e investigaci√≥n Manodeobra Teatro, que trabaja por la divulgaci√≥n del teatro latinoamericano, desde el a√Īo 2009, realizando puestas en escena, coloquios y lecturas dramatizadas en Espa√Īa y Chile.Colaboradora del Nuevo Teatro Fronterizo que dirige Jos√© Sanchis Sinisterra. Organizadora del proyecto Miradas M√©xico, Chile, Colombia, Puerto Rico y Cuba (2011-2012), y coordinadora de los Encuentros con el teatro iberoamericano actual producido por el Nuevo Teatro Fronterizo, Iberescena, Manodeobra Teatro y la fundaci√≥n SGAE en Madrid (2014).

 

  • Manuela Vera

    Convenciones

    No hay nada más convencional que el teatro. Todo en él es un acuerdo, los espectadores aceptan ir a observar una ficción puesta en escena, y los actuantes se encargan de construir la ficción muchas veces, pero siempre como si fuera la primera vez. A su vez los actuantes juegan a convertirse en otros, y los espectadores aceptan tal condición de otredad, incluso, a veces, llegan a identificarse con los protagonistas de tal manera que experimentan sus alegrías y sus pesares. De hecho, asisten a la representación dispuestos a creer, a creer que eso que ocurre sobre el escenario es posible, y tanto es así que se afectan corporalmente con lo que acontece en la escena. Y la emociones, que brotan desde el cuerpo de los espectadores, afloran. Y las ideas o pensamientos, que nacen en el cuerpo de los espectadores, se producen. 

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    Por las nuevas generaciones

    Tengo un estudiante que no ha entendido por qu√© el p√ļblico es importante para el teatro. A m√≠, en principio, me pareci√≥ extra√Īo que no lo pudiera comprender, a pesar de toda la teor√≠a que hemos estado leyendo en la clase y que recalca, una y otra vez, que sin espectador no hay teatro. Pero el problema no est√° en la teor√≠a, el problema est√° en la pr√°ctica. √Čl es un representante de la generaci√≥n de estudiantes que empezaron a estudiar teatro en el semestre en el que fue declarada la pandemia. As√≠ que jam√°s ha estado sobre un escenario y mucho menos ante un p√ļblico. Por esa raz√≥n no ha experimentado el proceso de la comunicaci√≥n teatral. Y es que no se nos puede olvidar que son varios los estudiantes que llegaron al mundo del teatro cuando este mundo tuvo que transformarse en otra cosa para sobrevivir. Por lo que a √©l, estando en tercer semestre, el teatro no le ha pasado por el cuerpo. Y ni siquiera voy a se√Īalar lo evidente, que empez√≥ a estudiar teatro sin saber qu√© subyace en este hacer.¬†

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    Todo teatro es físico

    Todo teatro es f√≠sico, todo. Incluso en el que los personajes-actores enuncian largos parlamentos mientras sus cuerpos se comportan como estatuas de museo. ‚ÄúSin cuerpo no hay alma‚ÄĚ, dice una¬†teatr√≥loga¬†alemana llamada Erika Fischer-Lichte. Sin cuerpo no hay emociones ni pensamiento.¬†El¬†cuerpo es la materia con la que trabaja el actor, su √ļnica herramienta, su instrumento, es lo que lo convierte en objeto y sujeto de su arte.¬†El¬†cuerpo es tangible, est√° vivo, es materia hecha carne.

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    El teatro que sana

    Hace dos meses, creo, el mismo día que tuve que hacerme la prueba del Covid, y pagar un precio muy alto por tener los resultados en menos de 24 horas, fui jurado de un trabajo para optar al título de Licenciada de Artes Escénicas. Se trataba de una investigación-creación que, a través del ritual, estudiaba las posibilidades del teatro como herramienta de sanación. Y para entender los alcances de esta propuesta la estudiante ensayó la hipótesis consigo misma. Decidió sanar la mala relación con su madre, partiendo de un supuesto: antes de ayudar a otras mujeres, porque se quiere dedicar a ello, necesitaba comprender y comprobar las implicaciones del proceso de limpiar las heridas que la existencia nos va dejando en la psiquis. A mí esa investigación me movió los huesos.

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    La verdad emerge de una pugna dialógica entre dos personas que imaginan, piensan y saben cuestiones diferentes. Bauman dice que la verdad proviene de un agón, y que solo aparece cuando se finaliza la conversación. Así bien, la verdad es el resultado del diálogo. Y para que la verdad sea posible, se debe superar la primera estrategia para demeritar al contrincante, que alguno de los hablantes deslegitime a su adversario con el vil truco de la humillación, para así evitar comenzar el proceso. Un proceso arriesgado, ya que pone en evidencia la inseguridad sobre lo que se sabe, o sobre lo que se cree saber.

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    Me confronta en este momento, y no soy la √ļnica, ese mal h√°bito de restarle importancia al p√ļblico como n√ļcleo del fen√≥meno teatral. En realidad esta inquietud no es nueva para m√≠, hace a√Īos hab√≠a cuestionado lo que se oculta tras una frase que se utiliza en exceso entre los creadores cuando manifiestan que para ellos ‚Äúlo m√°s importante es el proceso‚ÄĚ. Y, seguramente, en alg√ļn momento de mi vida, yo la habr√© mencionado, porque esa frase tambi√©n me la ense√Īaron en la escuela. Pero ya no, porque he pensado mucho en su significado. Y no porque Grotowski haya optado por excluir a los espectadores, en uno de sus periodos de trabajo, yo voy a hacer lo mismo. ¬ŅO es que hay teatro sin espectadores?

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    Los griegos de hace dos mil quinientos a√Īos usaban varias palabras para denominar al actor: tragod√≥, komod√≥, protagonist√©s. Y hoy me detendr√© sobre la m√°s inquietante, creo, hypocrit√©s. Y, seguramente, es la m√°s perturbadora porque en nuestra sociedad el hip√≥crita finge ser algo que no es. Es un mentiroso. Para los m√°s sensibles, incluso, un traidor. Hipo quiere decir ‚Äďdebajo de‚Äď. Sin embargo, hypocrit√©s tambi√©n se relaciona con la palabra hypocr√≠nomai que, como bien explica Antonio Guzm√°n Guerra, significa interpretar un sue√Īo o un or√°culo, y responder a una pregunta.¬†

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    La risa nos har√° libres

    Que no se nos olvide reír. Y que tampoco perdamos el sentido del humor. Especialmente cuando la realidad se pone excesivamente seria. Así que hago un llamamiento para que no permitamos que las circunstancias, bien sean las sociales o las personales, nos despojen de la risa. No permitamos nunca que nada ni nadie nos robe las ganas de reír. 

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    Estoy absolutamente convencida de que la educaci√≥n es un derecho y por lo mismo defiendo que la universidad p√ļblica debe existir, a pesar de sus incoherencias y perversiones. Las tiene, obvio, porque ha tenido que distorsionarse a la fuerza para poder subsistir. En Espa√Īa fui testigo de la implementaci√≥n del plan Bolonia, que entre otras cosas implic√≥ el aumento del precio de la matr√≠cula y la disminuci√≥n de la calidad de la educaci√≥n. Cuando empec√© a estudiar mi semestre costaba ¬Ņtrescientos euros? Hoy, ‚Äúel mismo programa‚ÄĚ, vale tres mil. Qu√© comparaci√≥n tan odiosa. Y eso que estoy hablando de una instituci√≥n p√ļblica. Si ese es el precio de la p√ļblica, ¬Ņcu√°nto costar√° una privada?

    Leer m√°s »
  • Manuela Vera

    La tragedia

    La situación social en Colombia es una completa tragedia. Ha pasado un mes desde que empezó el paro y nada se resuelve, por el contrario, empeora. Aunque... referirme a ella como tragedia no es adecuado porque el héroe trágico, ese protagonista idealizado que pertenece a la casta y familia de los nobles, pasa de la fortuna a la desdicha, al intentar burlar el destino que le han designado los Dioses. En cambio los protagonistas de este paro, del estallido social, son las comunidades, así, en plural. Y llevan tanto tiempo viviendo en el infortunio que no conocen otra realidad, por lo que no solo no pueden caer trágicamente, sino que les ha sido imposible levantarse alguna vez. 

    Leer m√°s »
Botón volver arriba